Centro Empresarial de San Luis Potosí S.P.

Participación ciudadana, clave para enfrentar los problemas del país: Coparmex

El presidente de la Coparmex San Luis Potosí, Jaime Chalita Zarur, destacó que muchos de los cambios estructurales y políticos que se han generado en el país en los últimos años, fueron exigencia y propuesta de la sociedad civil, por lo que suponer que sólo la autoridad del presidente o del gobierno, sin la participación de los ciudadanos, puede encarar problemas como la inseguridad y la corrupción es una peligrosa ingenuidad que sólo agravará la crisis actual.

“México ha cambiado mucho durante las últimas décadas. Esta profunda transformación no podría explicarse sin el trabajo e incidencia de una red de organizaciones ciudadanas con una agenda tan diversa como los propios problemas nacionales”, indicó el dirigente empresarial

Puntualizó que desconfiar de la sociedad civil equivale a despreciar la voluntad e iniciativa de mujeres y hombres que no se quedan pasivos ante la injusticia, la opacidad, el mal gobierno o la desigualdad.

“Más que suspicacia y recelo, el trabajo de la sociedad civil debería ser considerado como una aportación para diagnosticar y resolver los problemas colectivos. Sólo los regímenes autocráticos o los defensores del status quo, pueden percibir la participación cívica como una amenaza al orden y la estabilidad”, afirmó el empresario potosino.

El presidente de la Coparmex San Luis Potosí, Jaime Chalita Zarur, detalló que mientras exista en México un régimen de libertades democráticas, habrá espacio para la sociedad civil, para sus exigencias y propuestas.

Recordó que algunos cambios que se han producido en el país, que primero fueron propuestas y exigencias ciudadanas, están la creación del Instituto Federal Electoral y las políticas de paridad en el sistema electoral, la autonomía de la Comisión Nacional de Derechos Humano y del Banco de México, la evaluación educativa y el servicio profesional docente basado en el mérito, la creación del INAI y la agenda de transparencia y rendición de cuentas, entre otros.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *